Mis Zapas

rebajas

No todo es zapas en la vida

Escrito por miszapas 06-08-2014 en reflexiones. Comentarios (0)

Muchos de nosotr@s muchas veces estamos absortos en el mundo de las zapatillas de tal forma que no nos enteramos de lo que pasa en el mundo. A mi me ha pasado mas de una vez. Cuando llegas a ese nivel de enfermedad y enganche, la relación con el mundo exterior es para hablar de zapatillas, comprar, vender, hacer envíos o visitar tiendas. Pero de repente PAM!!!!!!! Algo sucede a tu alrededor que te hace despertar y te dice "eeeh tío que no todo es zapas, que no todo es eso en la vida". Y es verdad, cuando todo va bien, la vida, la salud, el trabajo, los amigos, el dinero...le dedicas mucho tiempo a cosas ociosas y hobbies como en este caso es la cultura sneaker.

Pero cuando eso falla, alguna de esas cosas faltan, la cosa cambia y ves que realmente lo importante de la vida no son las zapatillas. Hay cosas mucho más importantes que eso. Recientemente yo me rompí la tibia por sobrecarga en ese hueso, es un fractura extraña que se va agrientando el hueso por dentro. Mientras no me descubrieron lo que realmente pasaba, los dolores eran insoportables, el descanso era nulo ya que no podía caminar y apenas descansar. Bueno, pues en esos momentos vendería todas las zapatillas del mundo y firmaría un documento en el no compraría más zapatillas si me pudiesen sacar ese dolor y curarme por completo.

No sé si sabeis por donde voy, no sé si comprendereis lo que intento transmitiros. La vida, no solo son zapatillas. Cuando otros factores influyen en tu vida cotidiana te das cuenta de que las zapatillas no lo son todo, incluso diría yo, no son nada, no representan nada. A mí a día de hoy me dicen mucho, tanto bueno como malo. He ido a grandes celebraciones con ellas, y también he pasado malos ratos con ellas, muy malos ratos que ojalá no se repitan nunca. Seamos conscientes de lo que somos, de lo que son las zapas, de lo que representan y de a donde nos acompañan siempre.

Un saludo

Rebajas

Escrito por miszapas 03-07-2014 en reflexiones. Comentarios (0)

Que locura pasamos con las rebajas los adictos a las zapatillas. Que locura, que estrés, que ansiedad, que busqueda. Muchas veces pienso que somos como los surfistas que siempre viajan en busca de la mejor ola que nunca hayan surfeado. Nosotros estamos en una permanente busqueda de las mejores zapatillas, y ahora en rebajas, a los mejores precios.

La verdad es que muchas veces habló con el dueño de una tienda de sneakers de mi ciudad y comentamos la locura que se está viviendo en el mundillo de las zapas. Este tío paso de tener una tienda de barrio, normal, con sus buenos pares, pero no dejaba de ser una tienda en la que nadie se fiajaría. Ahora tiene una auténtica boutique de zapatillas, y está siempre a rebosar. Me alegro por él.

Pero vamos al tema que me lio, las rebajas. Ese período de compra compulsiva en el que si no compras eres un “pringao” porque todo el mundo compra. El martes pasado, es decir, día 1 de mes y día de 1 de rebajas me acerque a una zona comercial de mi ciudad y pude observar la boragine consumista que desprendía toda aquella gente, parecía el final de una era, un ataque nuclear, un pequeño Fukushima.

Poco a poco te vas mimentizando con lo que allí ves y acabas comprando. Luego llegas a casa y te preguntas ¿por qué? ¿para qué? Eso es lo que nos pasa a la mayoría. Creemos, o mejor dicho, nos hacen creer que necesitamos lo que realmente compramos, para que de esta forma estemos en una compra infinita